!Revolucionarios hasta el final…!

A tres fechas para que finalice el calendario regular de la MLS (7 de noviembre), se agotan los puntos y la lucha se torna asfixiante en la zona donde la irregularidad de todos estos meses le apunta al milagro de clasificar a lo impredecible que resulta el pronóstico de la postemporada. Partidos que ameritan cierto análisis y un presagio, pero por el hecho de ser duelos directos (sin partido de regreso), donde los errores no tienen cabida, especialmente en un deporte donde equivocarse es tan normal como la intensidad del juego, cualquier cosa puede pasar y los fuertes pueden caer de rodillas en medio de la impotencia que produce el desespero.

En el agonizante torneo regular hay dos equipos que se han mantenido cabalgando en sus divisiones de principio a fin: son ellos Nueva Inglaterra y Seattle Sounders. El primero con mejor cosecha de puntos a lo largo del campeonato, lo que le permite, sin lugar a duda, representar a la MLS en la próxima Liga de Campeones tras ganar el escudo de apoyo o Supporters’ Shield (en inglés).

Bruce Arena, experiencia y capacidad tras un nuevo título

Nueva Inglaterra, que dirige el veterano Bruce Arena, al mirar sus cifras, se torna un conjunto intratable. A falta de solo cuatro fechas para caer el telón de la fase de todos contra todos (por decirlo de alguna manera), solo ha perdido en 4 oportunidades (la última vez fue en el mes de agosto contra NYCFC). De resto suma 21 victorias y 6 empates, teniendo a su haber una buena suma de goles (62), por 38 encajados (diferencia +24), lo que sirve de credencial para determinar que es un colectivo equilibrado en defensa y ataque. Además, está a un partido de igualar el récord impuesto por LAFC en la temporada 2019 con 72 puntos.

Si bien es prematuro garantizar que Los Revolucionarios van a ganar el campeonato, especialmente cuando la estadística muestra que no por ser el mejor en las 34 fechas se tiene el título asegurado (el año pasado el mejor fue Filadelfia en la fase regular, pero en la postemporada Columbus se alzó con el trofeo).

Sin embargo, en esta ocasión las cosas apuntan a que Nueva Inglaterra puede mantener su racha ganadora ya que sigue mostrando, a pesar del desgaste, un grupo compacto, en buenas condiciones físicas y mentalizado para llegar a la meta.

En este trabajo grupal se debe destacar el aporte de un guardameta como Matt Turner quien se ha tornado no solo en uno de los mejores de la liga, sino en prenda de garantía en la selección nacional. El nativo de New Jersey ha sido titular en 25 partidos y en algunos se ausentó por atender compromisos internacionales con la renovada escuadra absoluta en donde realizó actuaciones brillantes. De ahí en más se antoja irremplazable.

Aparte de las atajadas espectaculares y los grandes reflejos, Turner ha tenido en el fondo un grupo de defensores que vienen rindiendo en su labor, con una mezcla de experiencia y juventud que aporta madurez ante la presión y velocidad para resolver. Entre ellos se destaca al veterano Andrew Farrell (por derecha)quien es el referente en el centro de la zaga, desde donde ordena y dirige a sus compañeros. Allí ha sido vital para el equipo en 31 partidos desde el arranque, sin haber sido sustituido una sola vez. Pese a que puede lucir gordo y lento, nadie debe negar los múltiples recursos que tiene para patrullar con sobrada efectividad el fondo de la cancha.

Tajon Buchanan, un extremo de talla mundial

Al lado de Farrell le acompañan los jóvenes Henry Kessler (23) y De Juan Jones (24), como prenda de garantía. Kessler es el complemento ideal de Ferrell en el centro (perfil zurdo), y Jones como fórmula de salida por el corredor izquierdo, mientras que en el sector opuesto se ha mantenido Brandon Bye (25), quien sin tener tanta proyección es preciso en los cierres. Todos ellos de muy buen rendimiento lo que les ha asegurado su posición desde el despegue de esta promisoria campaña, pero cuando Kessler ha tenido que atender el llamado de la selección (también está en la lista de Berhalter), aparece la figura del colombiano Christian Mafla para cubrir la vacante.

En la zona de volantes hay una conjugación de calidad, talento y fortaleza. En el primer departamento aparece el español Carles Gil quien es el mejor pase-gol de la liga (17), y poseedor  de una deliciosa técnica para ordenar el juego en el sector medio (llamado a ser jugador VIP de la liga), siempre apoyado por Tommy McNamara, el cual ha sido su compañero de fórmula, quedando a cargo de tomar las riendas cuando el ibérico se ha lesionado, sin omitir su gran sacrificio en recuperación, pues New England solo trabaja con un volante de marca fijo, uno mixto y uno ofensivo. Detrás de McNamara aparece el veterano Matt Polster, quien es el encargado de marcar, recuperar y entregar con precisión.

Carles Gil, sencillamente un genio

Ya en ofensiva, Bruce Arena, se la juega con una terna que le ha dado buenos dividendos, teniendo un cuarto delantero que ha cumplido pese a ser uno de los más veteranos.

En primera instancia se destaca la presencia de Tajon Buchanan, llamado a ser el mejor extremo derecho del mundo en un futuro muy cercano por su juventud, velocidad, sacrificio y capacidad para definir. Todo un fenómeno que hoy ha dado un rendimiento superlativo a su equipo y a la selección de Canadá donde, inclusive, ha jugado de centro delantero con válidos argumentos.

En el centro del área rival se mueve el polaco Adam Buksa quien arrancó como emergente ideal y con su goles (14) se fue consolidando como inicialista. Al lado de él aparece la figura de un delantero temible como es el argentino Gustavo Bou (15), el cual con su gran movilidad y potente pegada, se hace sumamente peligroso para cualquier zaga que se descuide. Cuando arranca Buksa en los partidos, Bou juega detrás de este o se tira a la izquierda, cambiando el perfil, para jugar de afuera hacia adentro.

!Gustavo Bou…letal!

Entre estos tres atacantes han marcado 36 goles, es decir el 58% de lo que el conjunto ha anotado en predios del rival. Es ahí donde aparece la figura de Teal Bunbury, convertido en el relevo adecuado cuando el técnico lo necesita. Ha sido tenido en cuenta en 26 partidos como emergente y en cada uno estuvo presente para aportar soluciones.

Los elementos anteriormente mencionados conforman la base sobre la que Bruce Arena ha edificado un equipo sólido y respetado a lo largo del año. Lo mejor para el estratega y su afición, es que después de superar altas y bajas, todas las piezas claves parecen estar en óptimas condiciones para afrontar la recta final, donde debutarán en la fase de semifinales y jugando de local en el siempre complicado Gillette Stadium.

Adam Buksa, de menos a más en un equipo ganador

Nueva Inglaterra, que pertenece a uno de los diez equipos fundadores de la liga, nunca ha ganado un torneo hasta el momento, pero esta vez parece que el compromiso no es otro que dar la vuelta olímpica confirmando no solo una temporada brillante, sino para dar ese paso que le permita estar en la lista de los campeones después de 26 años de historia.

Los números muestran un conjunto que ha marcado en el 90% de los partidos jugados, que tiene una media a favor de casi dos goles por encuentro, con un apetito voraz por cerrar con broche de oro una campaña que desde ya es brillante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s