La pereza de leer

 

20180110_185342

Muchos han sido los propósitos con los que se iniciaron este 2018. Algunos de ellos (tal vez pocos), se cumplirán al final del ciclo y los que queden pendientes volverán a la “piscina” de favoritos para 2019. Es un cuento de nunca acabar.

No beber, hacer ejercicio, dejar de fumar, adelgazar, viajar, cuidar la salud etc., están en la repetida lista de metas, pero hay uno que ni siquiera figura en esta prolongada cadena de retos: leer.

Estamos advertidos, según estudios científicos, que la lectura no solo ayuda a mantener un cerebro activo, sino que lo estimula para que la memoria se prolongue y se puedan evitar o retrasar algunos males como el Alzheimer, por ejemplo (casi nada).

Lo peor de todo, es que sondeos recientes demuestran que las personas mayores de 40 años cada vez tienden menos a leer, se vuelven lentas y perezosas mentalmente. Que lástima, porque sé que un porcentaje muy alto de esos mismos individuos mantienen leyendo lo que se dice en las redes sociales y tal vez creen que con esto la tarea está hecha. !Craso error!

Leer, por tan solo veinte minutos, no solo estimula la imaginación, sino que también siembra semillas firmes de cultura, mejora el manejo del idioma y brinda posibilidades ilimitadas de descubrir el mundo, la historia o la creatividad de los autores. Un legado sencillo que pudiéramos dejar a nuestros hijos, pero hasta en cosas tan simples estamos fallando. Ojalá que por lo menos un libro (aunque sea uno) esté o pueda ser incluido este año en su lista de compromisos. Ahí les dejo esa inquietud.

 

Una propuesta

“La puerta falsa de los héroes”, es el primer libro que empiezo a leer este año, toda vez que recién termino de leer la novela “Coronación” del escritor chileno José Donoso.

Si bien paso de una historia creada completamente por el autor, ahora me preparo para conocer la vida, obra y tragedia de algunas leyendas del deporte mundial, al estilo del periodista y escritor colombiano Jairo Giraldo de quien leí hace un tiempo “Memoria Prohibida de los buenos años” (muy sabroso).

El libro no solo promete por lo ameno que escribe el autor, sino porque tiene una profunda investigación y un matiz humano que cubre a los personajes que aborda en todo su recorrido.

Para quienes les guste este tipo de lectura, ahí les dejo otro dato para que se deleiten y disfruten de la capacidad de otra muy buena pluma colombiana que conozco de cerca y a quien considero un mejor ser humano.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s