Orlando City debuta con puntos suspensivos…

original

Se jugó la primera fecha de la temporada 2018 de la MLS y Orlando City Soccer arrancó cediendo puntos en casa. Esta vez contra un apagado DC United que se fue satisfecho por sumar, aunque un poco frustrados porque estuvo a pocos minutos de sumar completo en un estadio repleto de fe y esperanza como ha sucedido desde que los Leones llegaron a la rama profesional.

Al minuto 93 un tal Stefano Pinho, de 27 años, nacido en Brasil y debutante en la liga profesional, le dio a Orlando City la posibilidad de igualar un partido sumamente enredado ante los capitalinos en el inicio de la temporada 2018.

El cuadro púrpura es otro, lleno de jugadores nuevos y con deseos de hacer bien las cosas lo cual se les abona. Ojalá todo esto se traduzca en resultados positivos porque, para ser claros, lo visto el sábado anterior no aporta nada como para atreverse a pronosticar y lejos de ser una celebración lograr el agónico empate, debe ser un campanazo de alerta para evitar que la localía no pese cuando de sumar se trata, especialmente si se tiene en cuenta que las posibilidades de avanzar a una serie de postemporada siempre se han quedado en el gramado de casa donde ganar, históricamente, resulta complicado.

Ahora vamos por partes. En primera instancia se debe decir que el visitante tampoco aportó cosas que impresionaran. Un equipo sencillo, sin una figura rutilante, por momentos resignado, pero con una cuota alta de sacrificio que enredó todo el partido. Eso es todo lo que diré de un visitante que, como tantas otras veces, se fue celebrando un punto de visitante el cual sí vale.

En segunda instancia, mencionaré que los locales tuvieron el balón, dieron muestras de pundonor sus integrantes, pero claramente están en un proceso de acople. Solo Justin Meram demostró que es un jugador de otro nivel y que será clave en cualquier aspiración.

En casa solo quedan los recuerdos, buenos o malos, de Brek Shea (Vancouver), Carlos Rivas (Red Bulls), Rafael Ramos (Chicago Fire), Servando Carrasco (Los Ángeles), Tommy Radding (Red Bull), Jose Ajá (Vancouver), entre otros, o Cyle Larin quien se fugó al Besiktas de Turquía, siendo el goleador del equipo, ante el malestar de los directivos.

Lo cierto es que Orlando, entre el año pasado y la temporada que recién inició, tiene una plantilla renovada con respecto a la de cuatro años atrás, entre los cuales sobrevive el colombiano Cristian Higuita (quien al parecer no verá muchos partidos) y un cuerpo técnico que le apunta al protagonismo mas allá de que se le pueda creer o no.  

En el partido de apertura hubo varias cosas para destacar. Una de ellas la titularidad de Bendik como portero quien fue figura como siempre, no solo por atajar un penal sino por sus felinos reflejos, omitiendo que en el gol del visitante se comió los amagues en el área sin referenciar el balón cuando fue cobrado por Yamil Asad desde la izquierda.

La defensa dejó ver a Spector como líder de la misma y el sacrificio del libanés Mohamed El-Munir para destacar. Por lo demás nada que impresionara.

En la zona media un “carro loco”, también brasileño, llamado Victor Giro, quien se mueve con rapidez, pero por momentos con torpeza, es el pilar de la contención. Es bravo, aguerrido, pero le falta dosificarse en sus desplazamientos. No es más que Carrasco, pero le gusta al técnico, por eso hoy juega en Orlando mientras que el otro lo hace con los querubines del oeste.

El peruano Yoshimar Yotún tiene porte, es claro, dio pinceladas de ser un buen socio, pero no es el cerebro. El dueño de esa posición (y quien hará olvidar a Kaká), es Sacha Klejstan, uno de los mejores volantes ofensivos de la liga y quien era una de las figuras de Red Bull. Por eso no caben dudas que la sociedad con Meram dará muy buenos resultados, siempre y cuando tengan el respaldo del resto de la plantilla.

Otros nuevos componentes, como el joven Chris Mueller, ya tendrán su oportunidad de ser evaluados a profundidad con el correr de los partidos. Por el momento solo queda seguirlos con detenimiento.

En cuanto al partido diremos algunas cosas. La primera de ellas es que no se puede terminar apretando los dientes cuando se juega de local. Es emocionante, cierto, pero en casa se necesita un equipo contundente para ser precisos y aspirar a algo. Que lo entienda el cuerpo técnico, los jugadores y el resto del personal. No se pueden maquillar actuaciones o resultados flojos, ya no más. Es hora de asumir compromisos de equipo grande y sobre todo serio. Para eso tienen una afición incondicional que merece respeto.

Lo otro, es que el árbitro fue cuestionado y censurado por sus decisiones, especialmente las que apreció en el video. Sin embargo, para ser justos, acertó en las dos. En la primera fue mano clara de Will Johnson, con o sin intención, y penal respetando el reglamento.

La expulsión de Giro no es para discutir. No la vio el central en primera instancia, pero repasando las imágenes llegó a una conclusión drástica y certera: expulsión. Un jugador que saque el brazo como lo hizo el volante púrpura, solo con la intención de pegar, lo cual es claro, se tiene que ir por juego violento, sin atenuantes. Gústele o no a la afición local.

Ya pasó el debut y algunas dudas quedan. Todavía no se puede ser letal en las observaciones y cuestionamientos, pero dejo en claro que desde esta columna Orlando recibirá el respaldo y los elogios que merezca cuando haga las cosas bien, pero vamos a señalar sus errores sin compadrazgos ni mentiras. Esto no le gusta mucho a los directivos y a la jefatura de prensa, pero es por el bienestar de quienes pagan las taquillas.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s