Brasil: favorito de casi todos

Brasil.jpg

Todavía con el recuerdo de la humillante goleada en el Mundial de 2014, donde se fueron con siete goles en contra y sumergidos en un mar de dudas, los alemanes eran, hasta hace un par de meses, los máximos favoritos para revalidar su título orbital y convertirse, de paso, en la segunda escuadra que alcanza el máximo trofeo por quinta ocasión después de los cariocas.

Sin embargo, un gol de Gabriel de Jesús, al minuto 37 de aquel duelo amistoso, que se jugó con ahínco, cambió la perspectiva de todos. Hasta ese día (27 de marzo, en Berlín), muchos le apostaban de nuevo a los alemanes, pero se encontraron con un equipo suramericano muy fuerte, veloz y con una férrea defensa. La derrota no solo calló a los aficionados locales, sino que abrió serias dudas sobre la imbatibilidad de los teutones, que se habían paseado tranquilamente por todas las canchas europeas repartiendo goles y más goles, sin ruborizarse, en el proceso clasificatorio.

El Brasil de Tite, el ex técnico de Corinthians, no solo juega bien, sino que es compacto línea por línea. Aunque suene curioso, esta selección se defiende con mucho orden y precisión. Es difícil marcarle un gol y allí radica cualquier diferencia con el pasado. Antes se suponía que la gran ventaja de los brasileños radicaba en su artillería y por allí compensaban su debilidad en el fondo, pero esta vez no es así para aviso de todos.

No se puede olvidar la manera holgada como logró su cupo al Mundial. Fue, después de Rusia, la primera escuadra en lograrlo y de paso no fallarle a la historia.

Ganó las Eliminatorias cómodamente con 41 puntos, perdiendo solo con Chile. En total sumó 41 puntos en 18 partidos jugados para un promedio del 80% de rendimiento; marcó 41 goles y solo recibió 11 para una media de 2,27 goles por partido en ataque y 0.61 en defensa. Uruguay, que fue segundo, quedó a 10 puntos de diferencia, algo que evidencia el gran abismo que hubo entre la canarinha y los demás.

Como ya se acotó, solo perdió con chile de visitante 2×0 en la apertura de la ronda de clasificación, y empató con Argentina de visitante (1×1), Uruguay de local (2×2) y Paraguay 2×2; luego recuperaría lo perdido en casa ante los uruguayos goleándolos 1×4 de visitante, a los gauchos les metió tres de local y lo propio hizo con los guaraníes. También igualó a cero con Bolivia en la Paz, pero ya la habían asegurado en casa con un 5×0 contundente. A los chilenos los despacharon en el duelo de vuelta 3×0 y fue a Barranquilla para empatar con Colombia (ya le habían ganado 2×1 de locales).

La nómina es de lujo y con elementos rendidores. Los arqueros serán Alisson (Roma), Ederson (Manchester City), Cassio (Corinthians Sao Paulo), siendo el primero el titular indiscutido. Un meta de manos seguras, sólido por el aire y de grandes reflejos.

En la defensa, que es precisa y decidida, aparecen Miranda (Inter Milán), Marquinhos y Thiago Silva (ambos del Paris Saint-Germain), Marcelo (Real Madrid), Filipe Luis (Atlético Madrid), Fagner (Corinthians), Pedro Geromel (Gremio), Danilo (Manchester City). Se extrañará la presencia de Dani Alves quien, por su lesión en partido de liga, quedó privado de poder asistir, siendo una baja importante por su experiencia y capacidad.

En la zona media, donde no se debe destacar la capacidad de creación, sino la tenacidad para morder y cerrar, las opciones son Casemiro (Real Madrid), Fernandinho (Manchester City), Paulinho (FC Barcelona), Renato Augusto (Beijing Guoan), Philippe Coutinho (FC Barcelona), Willian (Chelsea), Fred (Shakhtar Donetsk)

Y adelante, donde los que están saben lo que tienen que hacer cuando les regalan el milímetro que buscan, la lista está conformada por Gabriel Jesus (Manchester City), Roberto Firmino (Liverpool), Douglas Costa (Juventus), Taison (Shakhtar Donetsk) y la super figura de Neymar (Paris Saint-Germain).

Con todo estos componentes, bien mezclados y decididos a buscar la gloria, Brasil no solo tiene los deseos sino el arsenal suficiente para lograr su sexto trofeo ecuménico. No quedan dudas de que es el máximo favorito y que solo Alemania aparece como el único rival que pudiera evitarlo. En la previa, muchos aseguran que esto no amerita discusión. Amanecerá y veremos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s