Suecia e Inglaterra sufren para ganar, Bélgica se entretiene con Panamá.

SUECIA

Tras cuatro días de competición ya cerraron calendario siete de los ocho grupos diseñados. Solo falta el H donde Colombia abrirá contra Japón y luego los polacos se medirán contra Senegal.

En el cierre de la zona F, Suecia le ganó a Corea del Sur por la mínima diferencia gracias de nuevo al apoyo de la tecnología. El Video Asistente (VAR), una vez más determinó el curso del partido, después de que el jugador Kim Minwoo derribara al delantero Viktor Claesson, pero el árbitro eslovaco, Joel Aguilar ,fuera advertido un minuto después. Tras revisar la jugada en la pantalla, se dirigió al punto penal desde donde convirtió el veterano Andrea Granqvist.

Si bien en la primera parte hubo una acción similar, donde Ki Sungyuen se barre y produce la caída de Ola Toivonen, la diferencia es que en esta jugada se aprecia claramente que el defensa busca el balón, lo impacta y el resto del enredo es un añadido a la misma jugada. Es decir, no se puede valorar intención de ir por el jugador, cuando claramente el primer toque es a la pelota y lo demás resultado de la inercia.

En la acción del penal las cosas son distintas. Es claro que Minwoo no atacó directamente la pelota (tal vez tenía la intención), barriéndose para incomodar al hombre que marcaba, y de allí se produce el contacto físico. Esa pequeña diferencia hizo que en la primera maniobra los árbitros encargados del VAR no se comunicaran con su homólogo en la cancha, pero en la segunda, después de evaluar los distintos ángulos, provocó que le advirtieran de lo sucedido para que al final tomara la decisión adecuada, concluyendo en un penal claro, si tomamos los factores de apreciación enunciados anteriormente.

En cuanto al compromiso, como tal, fue enredado, con Suecia procurándolo todo, pero sin puntería; con una defensa coreana que se multiplicaba con vergüenza y por allí intentaba lastimar con ataques inofensivos o raquíticos en volumen. Cuando se ven perdiendo intentan estirar sus líneas, pero la falta de recursos se hace más evidentes. Por ahí un par de remates fallido, pero nada más. Los suecos ganaron porque hicieron más y la tecnología estuvo de su lado, pero Corea solo confirmó la discreción que lo abrigaba desde la previa.

 

Panamá debutó sin pena ni gloria

 

PENEDO

En el otro grupo, el G, Bélgica, a media máquina y buscando sacudir a un rival que quiso incomodarlo, le metió tres goles a la debutante Panamá. Los belgas solo necesitaban un gol para romper la cortina que los centroamericanos habían impuesto y lo lograron al minuto 47 por intermedio de Dries Mertens. Fue un soberbio golazo que se filtró por encima del veterano arquero Jaime Penedo quien nada pudo hacer tras el sorpresivo remate de un balón que flotaba en el área grande.

Después de sacudirse de la asfixiante marca, y de que Panamá tuviera que ir a buscar el empate, el cuadro centroamericano adelanta sus líneas y paga la osadía. Ya con espacio para contragolpear, aparece la imponente figura de moreno Romelo Lukaku quien la anidó en dos ocasiones más, de manera elegante y con calidad.

Al final los europeos bajaron el ritmo y el conjunto de Hernán Gómez se ahogó en su incapacidad. Es decir, no pasó nada extraordinario ya que era claro que los panameños apuntaban al empate para iniciar con clase su primera participación en este tipo de pruebas.

 

Inglaterra gana agonizando el partido

KANE

En el cierre de la jornada Inglaterra le ganó a Túnez dos por uno y terminó la agonía de un compromiso que parecía destinado al empate, después de que los tunecinos empezaron a sentirse más cómodos en la cancha.

El primer gol fue obra del capitán Harry Kane tras un servicio de esquina, donde se levantó con clase el defensor Jones Stones rematando con precisión, pero la gran intervención del meta Hassen, quien a la postre se fue lesionado, deja el balón flotando y Kane, quien pasaba por allí, definió con ventaja.

El empate de los africanos llegaría más tarde a través de un penal que marcó apretado al palo Ferjanni Sassi, y tras muchos intercambios de pierna y marca fuerte en la complementaria, donde Inglaterra era el colectivo de mejor propuesta, aparece de nuevo Kane, en la agonía del compromiso, con un remate de cabeza que aprovechó tras la pasividad del sector posterior y el arquero Farouk Ben Mustapha, quien solo apeló a tomarse la cabeza tras semejante error, pues nunca se quedó parado en la raya y nunca se inmutó por ir a buscar el útil en una zona donde debe hacerlo, tras el cobro de esquina y el primer remate de Ashley Young en su sector.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s