Croacia llega a una final histórica contra Francia.

Rusia 2018 ya tiene finalistas. Una de las dos escuadras siempre estuvo en la carpeta de las favoritas, mientras que la otra se coló a base de pundonor, sacrificio y buen fútbol.

MBAPPE

 

Francia y Croacia estarán este domingo cerrando la Copa del Mundo Rusia 2018 en Moscú. Los galos, que siempre estuvieron en el grupo de favoritos y fueron los únicos en respetar ese rótulo, llegan tras enderezar una primera fase irregular donde le ganaron dos por uno, gracias al video, a su similar de Australia; luego por la mínima diferencia a Perú que les hizo un gran partido, y cerraron con un pálido empate ante Dinamarca sin goles. En esta fase de grupos solo marcó tres dianas y recibió una en contra, mostrando fortaleza en el sector defensivo donde tenía algunas fisuras que resano el técnico Didier Deschamps antes del torneo.

Ya en la fase de eliminación directa se encontró en octavos contra Argentina a la cual derrotó cuatro por tres en un duelo vibrante y donde la figura de Kylian Mbappé tuvo una jornada brillante anotando dos goles que pusieron a los suramericanos de regreso a casa y a su estrella, Lionel Messi, sin cosechar nada importante a nivel de selección.

En cuartos se midió ante un disciplinado Uruguay que pecó por sus yerros defensivos y se tuvo que ir a casa con un dos por cero definitivo, siendo el segundo equipo de nuestro continente que sufrió ante el potencial exhibido por los franceses.

Luego, en serie Semifinal, se jugó un compromiso apretadísimo ante Bélgica, saliendo del atolladero por la mínima diferencia y evitando el sueño de los Diablos Rojos, quienes le apuntaban al trofeo del mundo.

Durante el desarrollo de la prueba los galos han dado muestra de su capacidad, siendo un colectivo muy joven y dotado de elementos que apenas inician un ciclo bastante prometedor. La velocidad es el arma más poderosa que poseen los franceses, así como su disciplina táctica para recuperar el balón.

MDIRC

Croacia, de otro lado, fue primera de la zona D con nueve puntos, liquidando sus partidos con convicción. Solo Islandia le pudo marcar un gol en esta serie, pero despachó a la Argentina por tres a cero, a Nigeria dos por cero y dos más que le marcó a los islandeses, para una diferencia de más seis.

En Octavos no pudo romper la férrea marca de los daneses y el partido se prolongó hasta llegar a la instancia de los tiros penales donde al final salieron airosos tres por dos tras mucho sufrimiento.

Esta misma secuencia la vivirían en cuartos de final contra los rusos, quienes les empataron a dos tantos en los últimos minutos y prolongaron la agonía hasta quedar resuelta una vez más desde el manchón blanco y de manera angustiosa.

Después de semejante desgaste y tan pocos días para la recuperación, enfrentaron a Inglaterra en la semifinal en un partidazo muy agradable, donde se vieron sorprendidos por un tempranero gol de tiro libre anotado por Kieran Trippier a los 4 minutos, teniendo que esperar hasta el minuto 68 cuando Iván Perisic se jugó en el área para rematar, en un ángulo muy complicado, un servicio desde la derecha y decretar la merecida paridad.

Todo seguiría con una Croacia arrolladora, decidida a liquidar el compromiso en el tiempo reglamentario para evitar una nueva fatiga, pero no les alcanzó el esfuerzo y tuvieron que esperar hasta el minuto 109 cuando Mario Mandzukic aprovechara un balón servido de cabeza por Perisic, otra vez en una pirueta extraña, estando de espaldas al pórtico, para que la pelota regresara a las cinco con cincuenta donde el ariete croata le ganó la espalda al defensor John Stones y cruzara un remate que dejó al arquero Jordan Pickford sin mayores opciones. Fue el delirio en las tribunas.

Croacia ha llegado a una final por primera vez en su historia, apelando a un fútbol práctico, aguerrido, bien jugado y con un esfuerzo físico extraordinario, siempre apoyado por Luka Modric quien es su máxima figura, capitán y referente de vergüenza y sacrificio.

Para este fin de semana los recién invitados a disfrutar de la final esperan conseguir por primera vez un título para su país, aunque en frente tendrán a una selección muy compacta que ya tiene escrito su nombre en la lista de ganadores históricos. Tal vez la experiencia y los deseos sean herramientas favorables para Modric y sus compañeros, quienes saben que los galos tienen todo para sumar su segundo trofeo orbital pese a su juventud. Será un muy buen partido para cerrar una Copa del Mundo que, en general, se tornó agradable y llena de sorpresas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s