Orlando Soccer debuta con insípido empate a cero.

Orlando-Salt Lake

En un partido irregular, ante poco mas de 25 mil aficionados, Orlando City Soccer y Real Salt Lake dividieron honores a cero goles en el estadio Exploria de la Capital de la Fantasía.

Después de una temporada 2019 para el olvido, los seguidores de Orlando City llegaron con la esperanza de ver un equipo distinto, con algo más ahora que es dirigido por el respetado técnico colombiano Oscar Pareja.

En la primera fracción las acciones favorecieron al local que intentó generar un mejor fútbol a través del juego colectivo. La tenencia del esférico favoreció a los leones en un 51%  pero, contrario a temporadas anteriores donde también se tenía mucho el balón, esta vez el equipo administró el útil de la mitad en adelante, es decir que por primera vez intentó jugar alejado de su portería. De allí la constante presión alta y el gran esfuerzo para recuperar la pelota.

El uruguayo Mauricio Pereyra fue el eje del conjunto púrpura y el hombre que intentó hacer la pausa y generar algunas acciones de riesgo sin que las mismas fueran contundentes. Una de estas se da en el minuto 17 cuando un servicio de Miller por derecha cae en los botines del charrúa quien en remate frontal ve cómo el esférico pega en un rival y sale ligeramente desviado al tiro de esquina (fue la más clara de la primera fracción).

Junto a Pereyra se destacó la pareja de recuperación conformada por el brasileño Junior Urso quien con el ecuatoriano Sebastián Méndez dieron buena cuenta de su labor y cortaron todos los intentos que el tímido visitante procuró. Tal vez, para ser prematuramente aventurados, ambos jugadores dieron trazos de conformar un medio campo sólido y capaz de romper la historia como el mejor de todos. Precisamente el ecuatoriano había intentado un remate a puerta sobre el minuto 19 que se fue por encima del horizontal, pero ya se erigía como una de las figuras de los leones. También se debe mencionar el aporte del lateral derecho Joao Moutinho quien fue vehículo de salida por su banda en los primeros 45 minutos. Tal vez salió menos que el lateral derecho, pero cuando lo hizo fue oportuno y claro.

En ataque solamente se mantuvo en punta Tesho Akindele quien no estuvo fino cuando intentó buscar el balón mientras que, jugando por fuera o detrás de Akindele, Chris Mueller fue el hombre de mayor movilidad acompañando en el sector derecho las veloces descolgadas del lateral Ruan, quien una vez más fue fórmula de sorpresa. Miller intentaría sorprender al minuto 38 con un remate de media distancia que salió potente pero lejos de la portería. Quedó tan evidente el parco dominio del local y la pereza del visitante por atacar, que solo hasta el minuto 38, Aaron Herrera, intentó un remate desde fuera del área que exigió, por decirlo de alguna manera, al meta peruano Pedro Gallese quien hasta ese entonces no había tenido ninguna acción

En la parte complementaria las cosas se equilibraron un poco más, toda vez que el visitante adelantó sus líneas, aumentó la presión, se apoderó del útil, pero tampoco tuvo el brillo esperado. En esta fracción Pereyra lucia intermitente y por momentos Benji Michael era el hombre que intentaba mostrarse con un par de desdoblamientos verticales que al final resultaron improductivos. En aras de mejorar la sociedad en el medio, Benji es relegado y le da paso al carioca Robinho quien tampoco acertó a ser una fórmula de salvación.

Con el paso de los minutos la tribuna avivaba a su equipo, pero la falta de claridad en definición evitó que Miller pudiera abrir el marcador cuando en el minuto 73 tuvo la acción más clara con una pelota que logró amortiguar con buena técnica, pero que no supo rematar ante el servicio de Pereyra quien seguía alejado de su función inicial y solamente acertaba a dar pinceladas cuando le daban espacio. Precisamente en una de esas ocasiones, en el minuto 82, consiguió mover la defensa tras un pase a Robinho quien se vio limitado en espacio y dejó que fuera otra vez Miller el que rematara totalmente desviado. Ya a esa altura Méndez había cobrado un tiro libre que llegó sin problemas a las manos de Zac MacMath y otro que lanzó a cualquier parte de frente a la portería cuando la línea defensiva le cerraba la zona.

No fue un buen partido para el local toda vez que se fueron dos puntos que luego hacen falta, pero es indudable que hubo muchas cosas interesantes que la afición supo valorar por medio de sus aplausos, ante un visitante que se aferró mas al juego defensivo que intentar la victoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s