Don Hugo y su lengua venenosa

A Hugo Sánchez Márquez nadie le puede cuestionar su genialidad y capacidad como jugador, al punto de ser considerado el mejor mexicano de todos los tiempos y uno de los atacantes históricamente más respetados en España y Real Madrid, en donde forma parte, quizás, de los once preferidos que no es cualquier cosa (aunque esto todavía es materia de discusión para muchos).

Su historia, recorrido y tantas jornadas épicas certifican su calidad, quedando plasmadas en los anales deportivos del fútbol mundial. Un lugar a donde muchos quieren llegar y pocos lo consiguen con tan inmensos titulares.

Con los cortos jugó 457 partidos y anotó la friolera de 284 goles en más de 39 mil minutos con los botines puestos (en promedio marcaba gol cada partido de por medio), sin embargo, su carrera como técnico es más que cuestionable y su trabajo como comentarista es lamentable.

No necesariamente porque se haya jugado al fútbol se puede hablar bien de este deporte, especialmente cuando se hace con comentarios amañados, alevosos y llenos de rencor. Con posiciones viciosas y venenosas como las que constantemente emite el respetado exjugador, quien tiene el puñal afilado para atacar a cualquier orientador que esté a cargo de la selección mexicana. Un puesto con el que sueña desde que lo perdió en 2007 y auto proponiéndose desde entonces cada vez que la vacante se abre.

Ya son muchos años desde que el estelar exatacante no dirige y uno de los grandes rumores que suenan en los inmensos callejones de la hipocresía futbolera, es un pesado ego que antepone enormes barreras a la hora de pensar en contratarlo. El último fue un plantón de Cruz Azul cuando todo apuntaba a su contratación, el cual le rebajó la oferta por sus servicios 24 horas antes de la firma del contrato. Una manera sutil para prescindir de sus servicios, especialmente cuando le tocan uno de sus mayores intereses.

En el año 2000 despega la labor de Sánchez como técnico con Pumas, teniendo su mejor etapa en este apartado tras 202 partidos, ganando 89, empatando 63 y perdiendo 50, para una media de rendimiento del 44%. Pero como podía suceder, hubo problemas con los directivos y su continuidad se truncó eventualmente.

Con Necaxa, para seguir este doloroso camino de fracasos, que al estelar mexicano parece no importarle en el momento de atacar a los técnicos del mundo, como si su vitrina personal estuviera decorada con los mismos trofeos que cosechó cuando jugó, dirigió siete partidos, ganó dos, empató cuatro y perdió uno, para una media de rendimiento del 28%.

Su paso por la selección mexicana (lo más doloroso en los recuerdos), y por lo cual lanza todo tipo de dardos a los técnicos encargados desde su tribuna, especialmente si son extranjeros (porque él no es “malinchista” como le gusta acusar a quienes lo enfrentan), dirigió 26 partidos, ganó 13, empató 9 y perdió 4.

Es cierto que México logró un tercer lugar en la Copa América de 2007 muy decoroso cuando estuvo a su cargo, pero nadie le perdonó su salida tras la eliminación a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde solo le pudo ganar a la selección de Haití, aunque tiempo después diría mil cosas para justificar el fracaso. Entre ellas alguna que otra infidencia con los directivos y una denuncia de “falta de apoyo” de los mismos, como si él fuera la cuna de la paciencia cuando juzga los resultados de los demás. Estaba pidiendo, nada menos y nada más, que doce años como timonel nacional para que México fuera campeón (¡doce años, que barbaridad!).

Igual este año, en el programa el “Chiringuito”, que quiso hacerle un homenaje para destacar su labor como jugador, no dejó pasar el momento para enviarle un mensaje a Florentino Pérez asegurando que tenía todo para dirigir a Real Madrid, olvidándose que cuando lo hizo en Europa con el cuadro Almería, su vasto conocimiento y experiencia de técnico “triunfador”, de esos que tienen las palabras mágicas para cambiarlo todo, solo estuvo 17 fechas y se tuvo que ir por sus bajos números, después de encajar siete derrotas, cuatro empates y seis victorias, omitiendo el paso por Pachuca donde tampoco hay nada para destacar.

Al señor Sánchez no se le puede quitar lo que hizo como jugador, repito, y tampoco su experiencia como entrenador, así sea discreta y regular. Lo que no se puede soportar es que cada vez que hable de la selección de su país, lo haga con ponzoña y sin respetar la nacionalidad y el recorrido del técnico encargado, como si Gerardo Martino (su última víctima), no tuviera un palmarés más que decoroso para dirigir un equipo como México.

Martino jugó al fútbol y quizás no fue tan brillante como Hugo, pero no hay duda que como estratega le lleva años luz al soberbio ex jugador y solo con repasar las cifras de lo que ha hecho hasta el momento con la escuadra azteca, con la cual ha perdido solo 3 partidos de 35 jugados, con 29 victoria y tres empates (al momento de escribir esta nota y sin saber que pueda pasar en la final de la Copa Oro 2021 contra USA), se deduce sin reparos que lo supera de lejos en todos los ítems, para no tocar su excelente trabajo con Barcelona donde lo recuerdan con aprecio.

La cereza del pastel la puso esta semana al insinuar que una final de la Copa de Oro no ofrecía garantías si se jugaba en Las Vegas, dejando la sensación de una probable confabulación contra los mexicanos por el solo hecho de jugarse en territorio anglosajón. “Si fuera en México otra sería la historia” subrayó.

No don Hugo, así no es. Así no se ilustra a la gente. Los medios de comunicación son para otra cosa y debería aprovechar para estudiar este oficio o de verdad regalarle algo de su talento a la dentistería que para eso si estudió y no fue un regalo divino como las virtudes otorgadas cuando deleitó al mundo con su capacidad goleadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s