ECUADOR ARRANCA CON PASO FIRME

Los ecuatorianos se levantaron felices e ilusionados. Su selección no solo ganó, sino que lo hizo bien, como tenía que hacerlo un equipo de mayor peso que el rival. Ahora, sin pretender minimizar la victoria, porque cuando hay que ganar se debe hacer, no se puede ocultar que los cataríes, por obvias razones, no conforman una escuadra de peso, que obnubile y mucho menos que inspire. ¡Qué equipo tan discreto es este anfitrión!

Ecuador no solo se quedó con los primeros puntos de una zona donde no es favorito, sino que de paso rompió la historia de los Mundiales al ser la primera escuadra que derrota a un local en el encuentro de apertura. Tan solo Sudáfrica, ante México, había concedido empate a un gol en 2010.

Enner Remberto Valencia Lastra, marcado con la casa 13, delantero del Fenerbahçe turco y pieza clave del equipo, partió como goleador transitorio de la prueba con los dos tantos de la victoria, quedándose con el malestar de haber marcado un gol que fue anulado por un fuera de lugar tan estrecho como ridículo. Es que si bien la acción se ajusta al texto del reglamento, en la práctica es bien complicado pensar que por “medio cayo” se le pueda sacar ventaja de la posición. Estos pequeños detalles generan malestar cuando son tan mínimos como discutibles y solamente aceptados porque la tecnología no admite debate.

Después Valencia marcó de tiro penal tras falta que le cometió el guardameta (16’), y minutos más tarde con un remate de cabeza técnicamente deficiente (31), pero suficiente para enviar el balón ajustado al palo y dejar al meta nuevamente sin opción.

Fue tan pobre lo de Qatar, que a la mitad del tiempo un número importante de aficionados locales ya se habían retirado a montar sus camellos y carros de lujo. La situación generó malestar entre algunos directivos de la FIFA, quienes siempre quieren ver los estados llenos como una rúbrica especial de tan magno evento, pero esta vez los dueños de casa, que de soberbios tienen todo, se apegan a su filosofía de vida: “pago por lo que quiero y me voy cuando se me antoja”

El técnico argentino Gustavo Alfaro (primer estratega gaucho en ganar un partido de apertura), puso en la cancha un grupo humano que tuvo jugadores de buen nivel, como es el caso del juvenil Jeremy Leonel Sarmiento Morante de 20 años, nacido en España, quien juega como volante ofensivo en el Brighton de la Premier League. Este chico, que entró en la parte complementaria, fue clave para que Ecuador siguiera manteniento una dinámica aceptable en ofensiva.

Para la estadística quedo el árabe Saad Al Sheeb como el primer amonestado de la competición. En el apartado del dominio o tenencia del balón las cifras no son tan abismales (53% para ecuatorianos y 47% para los locales), pero la diferencia radica en la utilización y distribución de este. Mientras los ecuatorianos administraron con propiedad y sapiencia, los locales se confundieron entre sus abundantes limitaciones.

El volante Sebastián Méndez, junto al lateral izquierdo Pervis Estupiñán y el central Piero Hincapié, se llevaron los créditos por haber tenido el útil durante la mayor parte del tiempo y de ellos partió una distribución adecuada. Méndez, por ejemplo, fue el que más pases hizo en todo el encuentro con un total de 75, de los cuales 28 fueron juegados en corto, 37 pases de mediano recorrido y 8 en profundidad procurando filtrar líneas, aunque en el apartado de pases progresivos, es decir con finalidad de gol, se concluye que sumados fueron 25 de los 430 que hizo en total el combinado ecuatorial, osea un 5.8% que tampoco impresiona.

El volante Moisés Caicedo, así como el delantero Michael Estrada, fueron los que mayor número de pases pusieron en el último cuarto de cancha (5 cada uno), siempre buscando la línea de gol. Esto demuestra que los ecuatorianos no fueron tan insistentes en el último tercio de cancha, pero aprovecharon con crece cada opción que pudieron generar. Un apartado en el que deben mejorar si quieren tener posibilidades de lastimar equipos mejor plantados en defensa y con líneas de ataque más certeras.

Pese a la victoria, Alfaro se mostró contrariado porque algunas cosas no se hicieron como esperaba y sabe que debe mejorar esos pequeños detalles de cara a su próxima salida frente a Países Bajos este viernes 25 de noviembre a las 11 de la mañana, donde no solo se medirán frente al gran favorito, sino que se jugarán en gran medida la posibilidad del cuarto partido superando los pronósticos de los entendidos. Por el momento, el que gana es el que goza y los aficionados ecuatorianos deben disfrutar el momento en una competición exigente y de muchas variantes en muy corto tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s